martes, 10 de diciembre de 2013

Patatas aliñás con langostinos


Hoy os dejo una entrada rapidita pero apetitosa. Casi que no pega nada, porque al menos en casa, lo consideramos una comida más de verano y, a veces, la ponemos como entrante, como aperitivo y, alguna vez, hasta la hemos almorzado. Unas "papas aliñas", como decimos por aquí, que entran estupendamente. 

Este fin de semana la hemos preparado porque teníamos barbacoa con los amigos y, aparte de asar carne al carbón (¡que buena!), cada uno llevábamos un plato y a mi me tocó este. 

¿Sabéis para lo que pegan también estupendamente? Para llevárselas como "complemento" al bocata de tortilla, jamón o lomo en un día de playa de esos de "domingueros" que la disfrutas todo el día. Ay, como se echa de menos con estos fríos.

En fin, nosotros "tuneamos" un poquito la típica patata aliñada y como nos sale buenísima (dicho por nosotros y por los amigos que las han probado), aquí va la receta y os animo a que la hagáis.




Pues ahí van los ingredientes:

  • Un kilo de patatitas nuevas pequeñas que son las que mejor quedan para cocer.
  • Unos 300 gramos de langostinos ya cocidos.
  • 4 huevos.
  • Una cebolla fresca.
  • Perejil.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal.
  • Vinagre de yema.
  • Vinagre de frambuesa.
Ponemos a cocer unos 15 minutos las patatas y los huevos con un puñadito de sal, apartaremos cuando pinchemos las patatas y estén blanditas pero hay que tener cuidado de no pasarse, porque se desharían y arruinaríamos el plato.

Una vez cocidas, pelamos las patatas y los huevos duros y los cortamos en trozos medianos. Picamos la cebolla también en juliana y ponemos las tres cosas en un bol. Pelamos los langostinos y cortamos en dos o tres partes, dependiendo de su tamaño y lo incorporamos al bol. Finalmente echamos también el perejil picado.

Aparte, preparamos una vinagreta a nuestro gusto con el aceite, la sal y el vinagre de yema (como en las ensaladas, hay que buscar el punto de sal y vinagre que guste en casa) y lo incorporamos a las patatas removiendo para que cale bien el aliño. 

Finalmente, le echamos un chorrito generoso de vinagre de frambuesa y removemos sólo un poco para que el plato coja el sabor y el aroma. 

Pues eso, que lo recomendamos al 100% y si os animáis no os vais a arrepentir que quedan espectaculares estas papas aliñás tuneadas, jeje.





2 comentarios:

  1. Bueniiiisima pinta y preciosa presentacion.mmmmm

    ResponderEliminar
  2. Bueniiiiisima pinta y preciosa presentación de 10!!!!! Mmm

    ResponderEliminar