miércoles, 20 de julio de 2016

Ensaladilla rusa tradicional




Ensaladilla rusa tradicional, donde las haya aunque... buscando en su historia, tradicional puede ser cualquier cosa ¡carne de venado he leído que llevaba en sus comienzos! Y yo que pienso que más española no puede ser, pero en Rusia la elaboran actualmente, dicen, con ¿mandarina?… Pues parece que sí que está abierta a muchas posibilidades y que todas tienen que tener su aquél pero yo voy a presentar la de toda la vida, de por aquí y luego vosotros le añadís lo que se venga más a vuestro paladar.

Y aunque tan casera que tiene mil posibilidades, pero a la vez es muy básica, me he decidido ha publicarla en homenaje a unos grandes del aceite y más de la mayonesa que este fin de semana sufrieron uno de esos reveses que hay que levantarlo como sea porque va en juego el trabajo de muchas familias y que para ello habrá que poner moral, sueños, trabajo (mucho) y futuro. ¡Ánimo Ybarra!

Teníamos un bote de sus fantásticas mayonesas y ese es el ingrediente principal de la ensaladilla rusa. Así que… ¡a la cocina!

La ensaladilla rusa es muuuyyy apetecible fresquita en verano y, leyendo por internet me he enterado que la inventó un cocinero ruso en Francia y que la llamaron rusa porque tenía que estar fría para su degustación y porque la mayonesa, tan blanca, era la nieve sobre los productos de la tierra. Aún así no se me ocurre un país donde sea más popular que el nuestro y es que está tan rica que ¿quién no ha probado miles como aperitivo cuando sale a comer? En fin, vamos a ello que esta receta es cortita…

Ingredientes muy muy básicos:

Pues la elaboración es sencilla pero requiere preparar los ingredientes así:

- cocemos las patatas unos 20 minutos después de hervir. Pinchamos con un tenedor para comprobar que están blanditas. Se requiere una textura que sea melosita pero sin llegar a puré y evitando las partes crudas o duras.

- cocemos los huevos unos 12 minutos después de hervir para que estén duros.

- pelamos y picamos las zanahorias y las ponemos a cocer junto a los guisantes hasta que estén blanditas.

Pues ya está, a preparar nuestro plato. Lo primero cortamos las patatas en daditos pequeños y la echamos en una fuente.



Picamos los huevos y los añadimos.


Picamos las zanahorias y las añadimos junto a los guisantes escurridos.


Luego le añadimos las dos latas de atún escurrido de aceite y desmigado previamente.


Queda embadurnar en mayonesa y decorar. Respecto a este punto, en verano hay mayonesas de "bote" muy buenas que nos evitarán, si están en su fecha de consumo, cualquier duda respecto a posibles intoxicaciones.  Si la vas a comer al momento, compruebas la frescura del huevo y ¡te sale exquisita! mejor que mejor. Si no, pues Ybarra es una buena alternativa y segura.

Es importante decorar porque muchas veces eso marca la diferencia. Los pimientos morrones o del piquillo cortados en tiras, a mi me gusta desmigar una yema de huevo duro… y luego como dijimos al principio jugar con los ingredientes aunque, aquí la tradicional ¡vuela! 

Bon apetit!





No hay comentarios:

Publicar un comentario